El contenido es el rey (y por qué)

Cómo ganar dinero con tu blog, el contenido es el reyEn un tablero de ajedrez el rey no puede ganar la partida solo. Es imprescindible, pero sólo no puede ganar. Sin el rey no puede haber partida, pero sin las demás piezas tampoco hay victoria, es decir, posibilidad de obtener resultados en nuestro plan de comunicación.

¿Es el contenido el Rey de la comunicación en Internet? 

La base del marketing de contenidos es generar una conexión emocional con los consumidores. Ellos mismos pueden expresar sus inquietudes, sus deseos y necesidades y es hacia ellos donde las empresas tienen que dirigirse para crear esa conexión emocional.

Por eso muchas marcas están dando mayor relevancia al marketing de contenidos, optando por ofrecer contenido diferenciado, propio y dirigido a los gustos de los usuarios, que se sienten valorados y cuidados por parte de la marca.

Antes de crear contenido debemos pensar qué quieren saber nuestros usuarios

Antes de crear contenido, más que pensar sobre lo que queremos, debemos pensar qué quieren saber nuestros usuarios, nuestros clientes, nuestros seguidores, asegurándonos si realmente resolvemos sus necesidades.

 Cuando comunicamos, en realidad estamos “vendiendo” y para que nuestros usuarios nos compren contenidos, debemos primero conquistar su atención. Por eso, a la hora de comunicar, debemos pensar siempre en quién nos va a leer o escuchar, no en lo que sabemos o nos gustaría contar.

how to make money blogging with Empower Network and Big Idea Mastermind, is your content king?

El mejor ejemplo es la prensa del corazón, donde todos los movimientos están pensados y nada improvisados. Gran parte de las noticias son preparadas para causar un mayor impacto en los usuarios y para mantener su expectación el mayor tiempo posible. Los medios, revistas, webs, programas de televisión, crean contenido, que aunque es contenido que en su fondo está vacío de valor, no lo está ni en su forma ni en su función, ya que viene a cubrir una necesidad fundamental de un gran porcentaje de la población: su entretenimiento.

 Los programas llamados “telebasura” son los reyes del contenido, crean contenido sin parar, se retroalimentan unos de otros, crean contenido del contenido, manteniendo una espiral que crece y crece, y consigue vender contenido que sus usuarios compran con muchos minutos de atención. Éstos se convierten posteriormente en un valor muy preciado por los grandes anunciantes que constituyen la base de su negocio. Al igual que estos programas conocen a su público, cuál es su motivación y los contenidos con los que los tienen que proveer, nosotros debemos de conocer de igual manera a nuestros clientes, su motivación y qué es lo que esperan recibir de nosotros.

Es evidente que el contenido es uno de los motores de internet. Si tenemos un buen contenido (cualquier formato) es más fácil atraer tráfico a nuestra web o más clicks en nuestra publicidad. También nos ayuda a un mejor posicionamiento en los buscadores y esto nos da mayor visibilidad y visitas. Pero, es así una condición necesaria e imprescindible, pero no suficiente.

Añado aquí una infografía (en inglés) que nos puede ayudar a ver si nuestro contenido se acerca a esta famosa afirmación.

how to make money blogging with Empower Network and Big Idea Mastermind, is your content king?

 

 

Valido la inscripción de este blog al servicio Paperblog bajo el seudónimo paumillan

Trabajar menos, producir más. ¿Es posible?

Empower Network, Big Idea Mastermind, Gestión del tiempo

¿Estás alcanzando tus objetivos en el calendario? ¿Estás satisfecho con el desempeño de tu trabajo? ¿Intentas producir más y no sabes cómo? ¿No te queda tiempo para nada?

A veces, cuando pretendemos alcanzar un objetivo, nos preguntamos qué más podemos hacer para llegar ahí, qué más recursos podemos invertir en esa empresa, negocio, proyecto, meta personal, etc.

En una situación como esta, nos puede ayudar cambiar el punto de vista: en lugar de pensar en qué más podemos hacer, planteémonos qué podemos hacer mejor.

Quizás no necesitas invertir más tiempo en ese proyecto. En lugar de ello, considera la posibilidad de cambiar algo, es decir, de hacer algo differente, algo que suponga un cambio. Es posible que incluso consideres la posiblidad de invertir MENOS tiempo en aquello que tienes entre manos y hacerlo más efficientemente. Esto es, gastando MEJOR tus horas de trabajo.

Ayuda a reflexionar sobre esto el llamado “principio de Pareto”, que fue enunciado por primera vez por Wilfredo Pareto. Es también conocido como el “principio del 80-20″, y tiene aplicación en una variada cantidad de campos, desde aspectos de la vida cotidiana hasta macroeconomía, pasando por la organización industrial.

Este principio, aplicado a la gestión del tiempo y la productividad, apunta a que el 80% de nuestro trabajo lo realizamos en el 20% de nuestro tiempo. Es decir, que la mayor parte de nuestra productividad la hacemos en la quinta parte de nuestro tiempo.

Piensa en cómo utilizas el tiempo que dedicas a ese trabajo, ese negocio, ese proyecto que quieres mejorar. ¿Estás usándolo eficientemente? Piensa también: ¿Cuál de las horas que le dedicas es la más productiva?

Y ahora piensa qué pasaría si cambiases tu plan diario de trabajo y enfocases tus mejores energías en las horas de trabajo en las que eres más productivo.

Podrías llegar a realizar tu trabajo en menos tiempo, e incluso, a poder eliminar ese tiempo de dedicación menos productivo, que, dedicado a otro aspecto diferente de tu vida, sería más productivo.

De esa forma llegarías a trabajar proporcionalmente menos (con un menor uso del tiempo), trabajarías más inteligentemente y podrías llegar a producir más, y producir mejor.

El compromiso personal, ingrediente del éxito

Big Idea Mastermind y Empower Network,  y el compromiso, la llave del éxito

En la sociedad global en la que vivimos, no es difícil encontrar personas alérgicas al compromiso. Y es que el compromiso ata, vincula, liga nuestro camino al de otra persona, idea o causa a la que nos comprometemos. Cuando nos comprometemos, perdemos nuestra libertad. O eso parece…

En realidad, el compromiso es lo que hace que una persona dirija su vida en una dirección. La vida es elección, y elegir es renunciar. Además, si no elegimos, la vida elegirá por nosotros. El tiempo pasa queramos o no, y eso implica una elección inicial: aprovecharlo o no.

El compromiso es una necesidad. Una necesidad que puede dar miedo, sí, pero es necesario para que nuestra vida se realice.

Cuando uno se compromete, no pierde su libertad. La hace efectiva. La libertad solo existe si se hace uso de ella. ¿De qué nos sirve nuestra libertad, si dejamos pasar el tiempo sin elegir, sin comprometernos? La gente que realmente es libre es aquella que se compromete con algo que merece la pena.

Por eso, pienso que el compromiso personal es un ingrediente del éxito. Para tener éxito hay que mantener un compromiso con aquello a lo que nos dirigimos: con una causa, una persona o un proyecto.

Es lógico tener miedo. El miedo nos ayuda, si lo sabemos gestionar, pero en ningún caso nos debe paralizar.

¿Quieres tener éxito? ¡Comprométete!

En mi vida personal y profesional, las cosas que mayor compromiso me han exigido son las que más satisfacción me han dado, tanto a nivel personal como profesional. Con esto no quiero decir que me hayan resultado exitosas, sino que me han ayudado a obtener logros mayores y verme como una persona satisfecha por lo que ha conseguido.

Mi compromiso personal ha sido siempre el de buscar ser mejor persona, y por tanto mejor profesional.

Mi compromiso con los demás es el de buscar ayudar a otros a ser mejores personas.

Mi compromiso profesional es el de trabajar para ayudar a otros en su vida personal y profesional, a la vez que mejoro yo mismo.

Es por esto que veo el compromiso como algo imprescindible para tener éxito en la vida, como persona y como profesional.

 

 

 

 

¿Qué significa un negocio para ti?

Montar un negocio online

empezar un negocio online¿Piensas en tener tu propio negocio?

¿Qué idea se te viene a la cabeza cuando piensas en ello? Quizás en montar una sociedad y realizar una gran inversión, o alquilar un local y tener tu pequeño establecimiento de comercio, o trabajar como freelance y hacer crecer un negocio desde una pequeña inversión…

Cualquiera que sea la idea que tengas, no sólo tiene que pensar en cuestiones como ¿podré hacerlo? ¿cómo? ¿cuándo?, etc., sino también, y sobre todo, ¿por qué?

Esta última pregunta (que en realidad debería ser la primera) debe de guiarte en tu camino como emprendedor.

Cuando uno piensa en montar un negocio, es lógico que mire a su alrededor y se fije en algunas personas que están realizando un emprendiendo o ya lo han hecho. Es lógico también fijarse en aquellas personas que están en un punto avanzado de su carrera profesional y han triunfado, han obtenido éxito con su emprendimiento y han ganado mucho dinero y reconocimiento.

¿Alguna vez te has sentido cautivado por una de esas figuras triunfadoras? Seguro que sí. Personalmente, lo he Montar un negocio onlineexperimentado en muchas ocasiones. Se trata de figuras que en muchos casos resultan inspiradoras. En otras ocasiones, ocurre que uno se aproxima a esas personas con historias de emprendimiento deslumbrantes y uno encuentra matices oscuros que hace que relumbren menos. La magia se apaga. Lo aprendido de ellas aprendido está, y aunque sean personas de referencia, dejan de ser un modelo inspirador.

Prefiero no señalar a personas concretas para evitar hacer críticas innecesarias, pero seguro que puedes pensar a tu vez en personajes con los que te ocurra algo similar.

Por ejemplo, hace poco estaba leyendo una entrevista de un empresario que ha liderado un sector de la industria metalúrgica durante casi medio siglo. Se le considera un personaje de referencia al que se atribuyen muchos méritos (entre ellos el auge del sector), y que ahora es un millonario retirado con un reconocido prestigio profesional.

Sin embargo, en aquella entrevista, esta persona reconocía que, aunque había tenido un gran éxito en el campo profesional, no había sido así en otros aspectos más importantes de su vida. Se mostraba arrepentido de no haber dedicado el tiempo necesario a su mujer y a sus hijos, de los cuales se encontraba ahora muy alejado. Y es que el tiempo y sus energías los había dedicado completamente a construir su negocio, que se había convertido en la razón más importante para vivir cada día. Su empresa se había apoderado de su vida.

Esta historia (aun siendo la historia de un empresario de éxito) no es infrecuente.

¿Quieres empezar un negocio? Piensa antes. Piensa en el POR QUÉ. Tu negocio no debe convertirse en un fin en tu vida, sino en un medio.  En otras palabras, tu negocio debe estar al servicio de tu vida, y no tu vida al servicio de su negocio.

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog